Atardecer en Panajachel

El lago de Atitlán es uno de los lugares más mágicos del mundo, no es que la gente lo piense, los mayas ya lo tenían como uno de sus lugares sagrados. Cada día que sale el sol se puede apreciar que con su delicado esplendor empieza acariciar  las montañas delicadamente, iluminando la belleza de este lugar tan hermoso.  

Por ello, uno de los espectáculos que deleitan más a los visitantes son los mágicos atardeceres que hacen que el cielo cobre vida con diferentes colores cálidos. Son minutos de puro éxtasis  y reflexión para los que se asombran apreciando estos eventos que en ningún lugar se van a poder apreciar. Lo que hace de este momento un deleite para los ojos es como el sol juega a esconderse detrás de los volcanes a las orillas del lago Atitlán convirtiendo el cielo de Panajachel en un paraíso total.

2
Compartir