Habitaciones

Cada habitación tiene una personalidad única que se refleja en la decoración con telas tejidas a mano y muebles hechos por artesanos, pinturas y otras decoraciones de las muchas poblaciones indígenas de la región. Los pisos son hechos con mosaico tradicional y cubierto por alfombras de área que también son hechas a mano. Al construirse el hotel, un taller de carpintería y herrería se instaló para proveer, no solamente los elementos estructurales para la construcción del edificio, pero también el amueblado de cada habitación. Éste taller todavía existe y se complementa con recurso de los alrededores en la región y provee los elementos de más alta calidad apropiados para cada morada.

De manera similar, los hilos de alta calidad eran importados para proveer a las tejedoras mayas en muchos pueblos, que entonces usaban telares tradicionales para producir las mejores telas posibles para cubrir lechos, cortinas, cojines, hechos específicamente para hacer eco al ambiente del lago, como los Jardines Botanicos, las coloridas aves tropicales que viven en los árboles de los jardines del hotel y en las montañas aledañas.

Estos hilos y los diseños no tradicionales fueron introducidos para desarrollar una amplia variedad de ropa y regalos extraordinarios para la tienda del Hotel Atitlán, con el propósito de que cada huésped pueda llevarse lo mejor del lago de Atitlán y de Guatemala a su casa.

Las comodidades modernas, como sábanas de alta calidad, almohadas, cobijas hipoalergénicas y edredones de plumas de ganso se trajeron para hacer la estadía tan placentera como sea posible.

Comodidades adicionales, como teléfonos en la habitación, televisión por cable y acceso a internet son complementos de la vivencia. Los marcos hechos a mano se hicieron para los grandes espejos que ofrecen una mezcla de lo antiguo y lo nuevo complementando con un tocador bien iluminado. Estos tocadores cuentan con toallas de algodón de alta calidad y jabones finos, champú y acondicionadores.

GALERÍA